“La regla de las cinco horas” que practican los multimillonarios

¿Qué harías si tuvieras cinco horas sólo para ti? Sé que no quieres quitar ni un segundo el ojo de tu negocio. Las personas más exitosas han aprendido a hacerlo y el resultado han sido empresas multimillonarias.

“La regla de las cinco horas” es parte de la rutina de Bill Gates, Elon Musk, Warren Buffett y Mark Zuckerberg. Imitarlos es bastante sencillo. Todo lo que hay que hacer es separar cinco horas semanales y dedicarlas a estudiar, leer, capacitarse, experimentar o reflexionar. Cómo las distribuyas es tu decisión, pero es recomendable que sea al menos una hora por día.

 El hábito de reflexionar

“Los libros ha sido mi pase a la libertad personal”, dijo Oprah Winfrey. Phil Knight, fundador de Nike, pide que nadie entre a su biblioteca con zapatos puestos. Warren Buffett dedica todos los días entre cinco y seis horas para leer cinco diarios y hasta 500 páginas de informes. Bill Gates lee 50 libros cada año. Mark Zuckerberg termina un libro en dos semanas. Elon Musk ya había terminado dos en un día. ¿Cómo lo hacen? Ellos valoran el tiempo dedicado a la lectura.

La reflexión también merece un espacio en tu rutina. Bill Gates asiste a retiros espirituales dos veces por año, donde toma tiempo para pensar fuera de su ambiente de trabajo. Las formas también varían; otra manera de hacerlo es diario. Jeff Weiner, CEO de LinkedIn, aparta dos horas cada día para pensar. Tim Armstrong, CEO de AOL, asigna cuatro horas semanales a su equipo de trabajo para hacerlo. Jack Dorsey, fundador de Twitter y Square, prefiere reflexionar mientras camina.

Productividad no significa trabajo

Los resultados no surgen únicamente de un trabajo duro en la oficina o con los clientes. Detrás de un negocio exitoso están horas de estudio y práctica. Quienes aplican la “regla de las cinco horas” conocen lo vital que es pensar antes de actuar. O lo que es lo mismo, saben que detrás de un empresario exitoso hay una gran disciplina de reflexión.

“Creo que la adquisición de habilidades y el cómo hacer las cosas están dramáticamente desvalorados”, dijo el multimillonario Marc Andreessen en una entrevista. “Hoy los grandes CEOs son enciclopedias de conocimiento sobre el manejo de una empresa, pero es muy difícil intuir todo eso a los 20 años. El camino que realmente tiene sentido para la mayoría es usar cinco o diez años de su vida adquiriendo habilidades.”

La disciplina es básica para cualquier persona que persigue un triunfo. No todas las grandes ideas surgen dentro de una oficina. Crear el hábito de reflexionar y capacitarse son la mejor inversión para tu negocio.

Comentarios de Facebook

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.